Historia de Yuncos

Plano de Yuncos Siglo XIX


El nombre de Yuncos es un topónimo mozárabe, derivado de “Yunko”. En un principio se llamó “Las Ventas de Uncos” ya que corresponde a “tierra donde se crían muchos juncos”.

El primer núcleo de población dentro del término de Yuncos se encuentra en Palomequejo. Las tierras que formaron el término del despoblado de Palomequejo han estado habitadas desde muy antiguo. Los vestigios encontrados en ellas nos hablan de un continuo poblamiento del lugar, desde el Paleolítico hasta el Medievo.

El significado de la palabra “despoblado”, podría ser “sin poblar”, pero en este caso parece poco probable, ya que existen muchos indicios que nos llevan a pensar que en un pasado no muy lejano fue un lugar poblado con un asentamiento estable. El motivo por el que se despobló es totalmente desconocido, aunque existen hipótesis sobre si se debió a la caída de población rural toledana a lo largo de los siglos XIV y XV, o bien a hechos bélicos o incluso, a un cambio de hábitat buscando lugares más sanos, pero como cualquier hipótesis hoy por hoy no se puede verificar.

Hasta 1634 Yuncos fue un “lugar” perteneciente a la jurisdicción de Toledo, esto es, que tenía término propio pero jurisdicción dependiente.

A últimos del siglo XVI dependían de la ciudad de Toledo 46 villas y aldeas, de las cuales, en 1752 aún quedaban 15, entre ellas algunos pueblos como Bargas, Esquivias, Mocejón o Polán.

Dejar de ser Yuncos una aldea subordinada y convertirse en villa supondría gozar de mejoras. Suponía tener independencia administrativa, judicial y económica, pudiendo nombrar sus propios alcaldes, sus regidores, al igual que la posibilidad de administrar justicia y regular su propia contribución. Por ello, los vecinos decidieron, a principios del S. XVII, adquirirla mediante compra al Rey y eximirse de la de Toledo.

El precio que el pueblo tenía que abonar a las arcas reales para su compra era muy alto, 2.160.000 mrv., cantidad de la que no disponía el concejo ni sus vecinos. Para solventar este inconveniente el rey les autorizó a tomar a censo el dinero preciso.

Desde ese año de 1634 Yuncos pasó a ser una villa de realengo estricto sin depender de la ciudad de Toledo para su administración, ahorrándose ciertas gabelas que se pagaban a dicha ciudad que, sumados a los tributos reales y eclesiásticos, habían supuesto una triple fiscalidad para la aldea. Este Real Privilegio fue confirmado por Felipe V el 2 de Junio de 1712.

POBLACIÓN

Los distintos vecindarios de que disponemos para conocer la población de Yuncos en los siglos XVI, XVII y XVIII nos aportan datos aproximados del número de habitantes pues, ciertamente, no podemos saber con absoluta precisión su número exacto, debido a que los censos y recuentos de población hechos en esa época, lejos de perseguir un fin demográfico, tenían, en su mayor parte, una finalidad recaudatoria o de prestación de servicios a la Corona.

Como indicadores objetivos de la imprecisión de algunos censos, basta recordar que en muchos recuentos sólo se contabilizaba a la población “pechera” (aquel que contribuía en los repartimientos de tributos vecinales pagando los “pechos” o tributos), no quedando recogidos ni el estado noble ni eclesiástico. Por otra parte, es frecuente encontrar cifras con la expresión “al poco más o menos”, como hemos comprobado en las Respuestas Generales, o redondeadas, lo cual también nos indica lo aproximado del dato.

Evolución del número de vecinos en los siglos XVI y XVII

1552     1571     1576     1591     1629     1646     1670     1694

 

70        90        100       154       142       79        130       121

Esquema de població de yuncos desde 1996 hasta 2012

Más información sobre yuncos

Ayuntamiento de Yuncos